En un acto que ha contado con una amplia representación de la comunidad portuaria y de las instituciones y la sociedad almeriense, Caicedo ha incidido en que el nivel de seguridad obtenido «está avalado por el Gobierno de la Unión Europea».

«A finales del pasado año cinco inspectores de la Comisión Europea examinaron los equipos y sistemas de seguridad de las instalaciones portuarias, y si bien señalaron algunas pequeñas actuaciones y medidas a adoptar para mejorar dichos sistemas de seguridad, concluyeron que nuestro puerto se encuentra entre los más seguros de España por su eficacia y eficiencia en la protección de las personas y, por tanto, es un modelo a seguir por otros puertos», ha trasladado en una nota.

El presidente de la APA ha felicitado públicamente la Capitanía Marítima, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con presencia en los puertos -Guardia Civil y Policía Nacional- y a la Policía Portuaria.

Caicedo ha apuntado además la próxima adjudicación de la redacción del proyecto básico y de ejecución de un nuevo edificio para los agentes, que con una inversión aproximada de 1,7 millones de euros, «contribuirá a mejorar la coordinación y la efectividad de los tres cuerpos policiales».

El presidente de la APA, que cumplirá un año al frente del cargo el próximo 8 de marzo, ha realizado también un balance de su gestión, que ha sido «positivo, gracias al trabajo, la entrega y la ilusión del equipo de hombres y mujeres de la Autoridad Portuaria, y a las empresas e instituciones que integran la comunidad portuaria».

De los proyectos y actuaciones acometidos en el último año, el presidente de la APA ha destacado el inicio hace unos días de las obras de restauración del Cable Inglés, «una de las actuaciones más emblemáticas, no solo del Puerto, sino de la ciudad, ya que se trata de un icono para los almerienses», y ha mostrado su «confianza» en que en la primavera de 2021 «podamos disfrutar del paseo peatonal que se abrirá sobre el cargadero, que se convertirá en uno de los mejores miradores de Almería y de su bahía».

Asimismo, Caicedo ha valorado los pasos que se han dado de cara a la puesta en marcha del Máster Plan y, por tanto, para el desarrollo del proyecto Puerto-Ciudad; un plan que «cambiará la fisonomía de Almería», y para el que, según ha apelado, «todas las administraciones tendremos que trabajar unidas para que sea realidad en un futuro no muy lejano».

Entre los grandes proyectos de la APA, también se ha referido al del acceso directo del Puerto de la capital con la autovía A-7 y a la conexión con el ferrocarril, así como a las gestiones que se realizan para la construcción de una carretera de acceso directo al Puerto de Carboneras.

Estas y otras actuaciones, según ha señalado, tienen como objetivo conseguir que los puertos «sigan ofreciendo más y mejores servicios, para que sigan creciendo y continúen siendo focos de riqueza y creación de empleo; crecimiento que en todo caso será sostenible y armónico desde el punto de vista económico, social y medioambiental, en sintonía con los deseos de los vecinos», ha recalcado.

También se ha referido a las pantallas atrapa-polvo que se están levantando actualmente en el Puerto de Carboneras, con el fin de reducir las partículas en suspensión. La APA está ultimando el proyecto de una instalación solar fotovoltaica en régimen de autoconsumo, que abastecerá casi el cien por cien del consumo de energía eléctrica de la Estación Marítima. Asimismo, ha anunciado que en las próximas semanas se instalarán en los puertos de Almería y Carboneras cuatro puntos de carga para vehículos eléctricos, tanto para uso propio de los coches de la APA como para usuarios externos.

Caicedo ha recordado dos de los proyectos en marcha en el Puerto de Almería que tendrán una importante repercusión económica y social, tanto en el sector pesquero como en los barrios próximos: la mejora del Fondeadero del Puerto Pesquero, cuyas obras comenzarán próximamente, y la recuperación del edificio de la vieja Lonja, para la creación de un centro de segundas ventas de pescado.